El viaje estuvo increíble. Realmente la pasamos muy bien, lástima que ya se terminó!!! Lo único en contra que tuvimos fue que llovió bastante seguido, pero por suerte, después salía el sol. Y siempre hacía calor, así que nunca llegábamos a pincharnos, excepto por el último día que llovió todo el día. Los vuelos con Copa estuvieron bien, sin problemas. Todos salieron en horario. El hotel Los Delfines realmente muy lindo, más bien íntimo, muy agradable y moderno en cuanto a ambientación. Recomendamos las Junior Suite, vale la pena. El restaurante del hotel, una maravilla. Comida gourmet a la carta, típica de la isla e internacional también. Muy, muy rico. Como Decameron te da la opción de disfrutar la hotelería de cualquiera de los hoteles que tienen en la isla, también fuimos a pasar el día algunos de los otros hoteles y a conocer los otros restaurantes. Estuvimos en Rocky Cay y el Mar Azul, y comimos en el Maryland y en el Aquarium. El open bar 24 horas, buenísimo, suavecito ;-). También hicimos una excursión al Acuario Natural y Johnny Cay y otra para recorrer la Isla. Es interesante San Andrés, los isleños hablan en un Creole entre ellos, y al ser una isla chica, siempre tienes la sensación de estar rodeado de agua. Un viaje hermoso!!! Diana y Sebastián




Diana y Sebastian